RESERVA NATURAL OTAMENDI - BUENOS AIRES

La Reserva Natural Otamendi conserva muestras significativas de tres ecorregiones: el Pastizal Pampeano, Espinal y Delta e Islas del Paraná.

Dentro de las muestras de ecoregiones que conserva, se pueden observar una importante diversidad de ambientes, tales como la Pampa Ondulada, el Talar de Barranca, el Bañado (compuesto por el Pajonal Inundable y Ambientes de Aguas Abiertas como las Lagunas) y el Albardón Costero que contiene el Monte Ribereño del Paraná o Monte Blanco. De las 3000 has. que ocupa la Reserva, aprox. el 90 % son zonas bajas e inundables, por lo que, dada su ubicación geográfica dentro de la zona más densamente poblada del país, presenta una enorme importancia como humedal.


La Reserva es uno de los sitios AICA (Área de Importancia para la Conservación de las Aves) del país y fue declarada Sitio Ramsar el 22 de marzo de 2008 “Día Mundial del Agua”.

Se encuentra ubicada en el Partido de Campana, Provincia de Buenos Aires, a orillas del río Paraná de las Palmas, a la altura de la localidad de Ing. Rómulo Otamendi.

Flora
En la Reserva se pueden encontrar tres grandes ambientes naturales. Junto al río se presenta un Monte Ribereño con árboles de mediano porte -como seibos, notables cuando se cubren de flores rojo-carmesí en primavera-, sauces criollos y canelones.
En los terrenos inundables vecinos al río, la vegetación dominante es el pajonal, formado por manchones de varias hierbas de gran tamaño (juncos, totoras, pajas bravas, espadañas, etc).

Los espejos de aguas abiertas tienen una profusión de plantas sumergidas y flotantes como los repollitos de agua. Sobre el valle del río Luján se encuentran pastizales salobres de pelo de chancho con matas de hunquillos. Sobre la antigua barranca del Paraná encontramos los bosques de tala. Siguiendo hacia el oeste, por encima de la barranca se resguarda una pequeña muestra del pastizal pampeano típico de la Pampa Ondulada. Se caracteriza por presentar una cubierta herbácea con predominio de pastos (gramíneas), como las flechillas y las colas de zorro, y algunos arbustos bajos.

Fauna
Las aves típicas de los bosques del Monte Ribereño son el boyero negro, que realiza un nido colgante con fibras vegetales, la choca corona rojiza y la pava de monte. El pajonal brinda refugio a la fauna mayor de la Reserva, como por ejemplo el carpincho y el ciervo de los pantanos. La avifauna incluye al junquero, el siete colores, el federal, de resplandeciente plumaje negro y capuchón escarlata, y varias especies de gallinetas y burritos. Entre las numerosas especies de anfibios se encuentra la rana criolla.

En los espejos de aguas abiertas, donde abundan las plantas sumergidas y flotantes, viven peces como la tararira y el sábalo, y aves acuáticas como gallaretas, patos y cisnes.

Los pastizales salobres de pelo de chancho con matas de hunquillos mantienen su avifauna típica, con integrantes como los espartilleros enano y pampeano.

En los bosques de tala, sobre la antigua barranca del Paraná, habitan la comadreja overa y aves como el chinchero chico y la tacuarita azul, pájaro que recorre con movimientos acrobáticos el follaje del talar.

En la pequeña muestra de pastizal pampeano es probable observar al misto. Este es un pájaro que en primavera resulta perceptible por su canto y los despliegues que realiza.

Geología y relieve
La Reserva Natural Otamendi se ubica en provincia geológica denominada Chacopampeana dentro del ambiente conocido como "Pampa Ondulada".

El rasgo morfológico más sobresaliente es la existencia de una "Terraza Alta" y una "Terraza Baja", ambas separadas por un desnivel marcado que constituye un paleoacantilado. Geológicamente en la terraza alta afloran loess y limos del pampeano de origen eólico acumulados en el Pleistoceno y en la terraza baja se acumularon depósitos arenosos, limoarcillosos y limoarenosos provocados por agentes morfogénicos marinos y fluviales en el holoceno.

Recursos Culturales
Los primeros pobladores de la región fueron cazadores-pescadores que se asentaban temporalmente en las zonas bajas del área. Embarcados en canoas, pescaban bagres y armados utilizando arpones de hueso. También recolectaban moluscos y cazaban coipos, carpinchos, ciervos y otros animales. En la zona, además, hubo agricultores incipientes que se asentaban permanentemente en la terraza alta. Los pueblos originarios de la región, cazaron el venado de las pampas y el ciervo de los pantanos y aprovecharon otros recursos del lugar racionalmente.

El uso de los recursos que hicieron aquellos habitantes fue reemplazado, desde la llegada de los colonizadores en el siglo XVI por prácticas que modificaron fuertemente el paisaje original, como el desmonte debido a la intensa utilización del tala y otros árboles para leña y construcción. También los primeros pobladores sufrieron drásticos cambios, ya que se desarticuló su estructura social, se les impuso una nueva cosmovisión, se les transmitió enfermedades para las cuales no tenían defensas, se introdujeron trastornos alimenticios y se los despojó de su lugar de permanencia.

Actualmente los ambientes naturales desaparecen y ambos ciervos están amenazados de extinción por la modificación del hábitat natural y la caza desmedida.

La existencia de la Reserva permite obtener un espacio de conocimiento de las antiguas relaciones del hombre con su paisaje, permitiéndonos replicar los vínculos positivos, adaptándolos a nuestro presente y mejorar así nuestra calidad de vida.

Sugerencias
A 300 metros aproximadamente de la portada se encuentra el Área de Uso Público y Sede Administrativa. Cuenta con estacionamiento, área de picnic, feria de artesanos, sanitarios y una oficina de informes.

Accesos
Por la Ruta Nacional Nº 9, (desde Bs. As. ramal Campana) se accede a la localidad de Ingeniero Rómulo Otamendi, ubicada en el Km 67.500, entre las ciudades de Campana, al norte, y Belén de Escobar, al sur. Por la calle Cordero del Barrio, luego de recorrer aproximadamente 1 km, se llega a la portada de la Reserva Natural Otamendi que se encuentra 68 km al norte de la Ciudad de Buenos Aires.

También se puede llegar por ferrocarril tomando la línea Mitre desde la estación Retiro hasta la Estación Otamendi, previo transbordo en Villa Ballester. Diferentes compañías de ómnibus, la empresa Chevallier Metropolitana (sale de Once) con servicios regulares a Campana, y la línea de colectivos 430 (que realiza el recorrido Garín – San Martín – Zárate – Garín) se detienen en el cruce de la Ruta Nacional Nº 9 (Panamericana) y el camino de acceso a Otamendi.

Senderos
Vivero de especies nativas: la Reserva cuenta con un vivero de árboles autóctonos –como talas lapachos, seibos y ombúes, entre otros- montado con el fin de repoblar la Reserva con algunas de estas especies y difundir la importancia de la flora del país. Su recorrido es de 50 mts. También es posible comprar aquí - de lunes a viernes de 7 a 14 hs. -renovales de estos árboles. Es conveniente adelantar por teléfono o mail si desea realizar una compra.

Sendero ”Historias del Pastizal” : A través de su recorrido de 1000 metros, nos cuenta parte de la historia de la pampa ondulada en la región. A mitad del recorrido se accede al bosque de talas y a un mirador desde donde se tiene una magnífica vista del bañado.

Sendero “Guardianes de la Barranca”: Se inicia en el mirador de la barranca. Su trayecto de 150 metros de largo recorre el talar de la barranca. Por el relieve, es de difícil acceso para personas con dificultades motrices.

Sendero “Laguna Grande”: Solamente con guías habilitados, con contratación previa. Comienza en el ambiente de la pampa ondulada, transita la zona de bañados y llega al mirador de la Laguna Grande. Son 6000 metros entre ida y vuelta. Se recomienda utilizar calzado para zonas inundadas, sombrero y repelente de insectos.

Observaciones
Entrada gratuita.
Ingreso de 09.00 a 19.00 (otoño – invierno) y de 8.00 a 20 hs (primavera – verano)horas todo el año.

Un plantel de guías con adecuada formación permiten conocer e interpretar los valores del Área Protegida. Deben contratarse con anticipación, llamando al 03489 447505.

En la Reserva se puede :
  • Utilizar el estacionamiento exclusivo para los visitantes.• Usar repelente de insectos, protegerse del sol y usar calzado adecuado.• Llevar la basura que se genere.
  • Consultar al Guardaparque o al personal de Informes
  • ante cualquier duda o inquietud.
  • Registrar su ingreso y recibir folletería.
  • Consultar bibliografía.

En la Reserva no se puede :
  • Practicar deportes, ya que no se cuenta con sectores adecuados.
  • Dañar a las plantas, molestar a los animales.
  • Deteriorar el paisaje, dañar carteles o infraestructura.
  • Ingresar con animales domésticos.
  • Alterar la tranquilidad del lugar mediante gritos o el uso de aparatos de música con el volumen alto.
  • Usar fuego. Deben tirarse las colillas de cigarrillos en los tachos.

Contacto
Reserva Natural Otamendi
Av. Rivadavia 978
(2.804) Campana.
Buenos Aires, República Argentina
Tel: 03489 447505
correo electrónico: otamendi@apn.gov.ar o extensiónotamendi@apn.gov.ar

La Reserva Natural Otamendi pasó a formar parte de la lista de Humedales de Importancia Internacional

La Reserva Natural Otamendi se ubica a orillas del Río Paraná de las Palmas, próxima a la ciudad de Campana, en el Noreste de la Provincia de Buenos Aires. Tiene una superficie de mas de 3000 ha. y se encuentra bajo la Administración de Parques Nacionales. Fue reconocida por la Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971) al que nuestro país ha adherido. Esta Convención, tiene como misión la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales, gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo.

Los humedales son zonas donde el agua es el principal factor controlador del medio y la vida vegetal y animal asociada. Los humedales se dan donde la capa freática se halla en la superficie terrestre o cerca de ella o donde la tierra está cubierta por aguas poco profundas. El agua y los humedales han desempeñado tradicionalmente un papel clave para la vida humana y han sido críticos para el desarrollo y la supervivencia de las comunidades humanas a lo largo de la historia.

Los humedales: pajonales inundables y lagunas que se conservan en la Reserva Natural Otamendi:

  1. Controlan las inundaciones; actúan como una gran esponja reteniendo
  2. los excesos de lluvias e impidiendo que otras zonas se inunden.
  3. Mejoran la calidad del agua; filtrando y reteniendo las sustancias tóxicas.
  4. Almacenan y secuestran grandes cantidades de carbono en la vegetación y los sedimentos; mitigando el calentamiento global.
  5. Captan el agua de lluvia que alimenta a las napas subterráneas que luego es aprovechada por la comunidad.
  6. Conservan una riquísima biodiversidad que es aprovechada por visitantes o turistas,
  7. convirtiéndose en espacios para el disfrute y el conocimiento.

La Argentina cuenta con 16 Sitios Ramsar, algunos de ellos son Bahía de Samborombón (Buenos Aires), Monumento Natural Laguna de los Pozuelos (Jujuy) y Parque Nacional Río Pilcomayo (Formosa), siendo la última incorporación a la lista de humedales de importancia internacional, la de la Reserva Natural Otamendi. Los invitamos a valorar a la Reserva Natural Otamendi, nuevo Sitio Ramsar en Argentina, para ser parte de la conservación del humedal y de los servicios que nos provee.

Gostou? Compartilhe:

0 comentários:

CityGlobe