GEOGRAFÍA FÍSICA DE CHILE


GENERALIDADES DE LA GEOGRAFIA FISICA NACIONAL Tamaño de las geoformas presentes en el Chile.
De acuerdo a las diversas dimensiones territoriales de nuestro país es posible advertir la existencia de una variada gama de accidentes geográficos físicos que de acuerdo a su extensión latitudinal presentan diversas magnitudes, y en ese sentido la próxima tabla muestra esta situación.


Magnitudes espaciales de las geoformas nacionales.
Escala(magnitud):
Accidente:
1
Continentes, océanos.
1-3
Chile continental, sudamericano, océano Pacífico, Continente Antártico.
2
Chile continental: cordillera andina, cordillera costera, Antártica, dorsales.
2
Océano Pacífico: cuencas (Perú, Chile, Antártica), dorsales.
2
Continente antártico: meseta continental, Tierra de O´Higgins, islas antepuestas del archipiélago subcontinental.
3
Chile continental: regiones, planicies litorales, cuencas intermontanas, precordillera, grandes cuencas fluviales, (ríos Maule, Bíobío, Loa), desierto de Atacama, desierto costero (Arica – río Elqui).
3
Océano Pacífico: islas esporádicas, fosas abisales, cordilleras y mesetas.
3
Continente antártico: inladsis, campos de hielo desprendidos de la cordillera General Cañas.
4-5
Regiones de Chile.
6
Provincias, la Montaña, valles intermedios.
7-8
Continente antártico: playas y estacionales libres de hielo y nieve.
9-10
Quebradas, campos dunares, acantilados, entre otros.























De la imagen anterior hay una clara predominancia de las Magnitudes 2 y 3, las cuales coinciden con los continentes americano y antártico y sus debidos subsistemas. Por otra parte, las magnitudes 4 al 6, incorporan no solo los accidentes naturales sino también los ordenamientos propios del hombre (región provincia), debido a que esta mentalización del espacio obedece entre otras consideraciones a las cuencas fluviales, los reparto de suelos, topología climática, entre otros aspectos tangibles o no, lo que determina su imagen paisajística de determinada estructuración y que en sí domina y define una determina porción del territorio.

Antecedentes generales de la Morfología Nacional.
La cordillera de Los Andes, se encuentra estructurada latitudinalmente de acuerdo al siguiente cuadro:


Distribución espacial sudamericana de la cordillera andina.
Sector:
Características:
Norte
Sucesión de cuencas altas y altiplanos, volcanismo activo.
Centro
Alineamiento norte – sur, plegamientos estructural, volcanismo activo.
Sur
Dos líneas de cumbres, continuo encadenamiento (picachos y portezuelos).
Sur austral
Andes patagónicos, zona de hielo.

De acuerdo a la figura anterior la dispersión de la cordillera de Los Andes revela para la zona norte encantamiento de cenizas lavas, lo que ha determinado la formación de una topografía plana que facilita las comunicaciones. En este sentido. La acumulación de sedimentos volcánicos de origen terciario y cuaternario que han provocados grandes escalonamientos que van desde la Pampa Central hasta la frontera con Bolivia y Argentina, estructuras escalares que a su ve han determinado niveles de base lacustres, las que se encuentran separadas por fracciones montañosas escindidas de Los Andes y que asimismo se comportan como Biombos Climáticos.

Por su parte y para la misma mega unidad morfológica, su perfilación en Chile central y sur, establece alineamientos norte sur y otros de tipo bisel, diseccionados de noreste a suroeste y del noroeste al sureste, morfología que dificulta la accesibilidad. En esta sección es dable destacar que son observables los plegamientos estructurales acompañado de volcanismo que a pesar de su efusividad no ha logrado sepultar anticlinales y sinclinales, conformando un perfil de serranía andina. Sin embargo, en relación a la presencia de glaciares, estos cuerpos se han estampado, por lo que su presencia espacial es fragmentaria.

A lo anterior hay que indicar que en esta zona territorial hay una activa movilidad sísmica.

Por su parte, en el sector austral, la cordillera patagónica revela dos aspectos los que se enmarcan en una línea que entre el área comprendida entre Puerto Montt y el Lago O´Higgins, hay una activa erosión retrograda de los grandes valles glacio fluviales, consonante que ha excavado profundos y amplios valles de Artesa, los que han sido ocupados asimismo por cuencas lacustres importantes. Entre tanto en el sector al sur de este arco latitudinal, la porción comprendida entre el lago O´Higgins y el cerro Stockes se ha desarrollado un amplio paisaje englaciado, que esta compuesto por los campos de hielo Norte y Sur, a los que se suman otros elementos microclimáticos, ecológicos y de ecúmene que estas fuertemente distorsionados por la citada cordillera.

En segundo lugar, la Depresión Intermedia, es un hundimiento que data del Mioceno hasta la fecha, entendiendo que en la zona norte es mucho mas antigua que su contraparte sur, hecho que le otorga a este cuerpo un movimiento de basculación, lo que se debe a que la fracción septentrional mantiene la misma relación respecto de los elementos orográficos locales.

Asimismo es trascendente señalar que respecto a las aguas presentes en la Depresión Intermedia, ésta se comporta como una trampa hídrica ya que almacena las aguas de origen andino y en este aspecto hay que calificar al almacenamiento en dos formas, el primero hace relación con un acopio geológico, lo que se entiende que es un recurso que no es renovable; mientras que desde los 33º de latitud hacia el sur, este estancamiento es debido a las aguas estacionales, por lo que su naturaleza es de condición renovable.

En atención a los suelos que en la Depresión Intermedia se emplazan los hay de origen en la matriz volcánica, glaciar y fluvial. Son estos mismos materiales que han introducido elementos químicos (debidos a la actividad mineralizadora derivada de la tectónica del finiterciario a la geotectónica del Cuaternario) que han salinizado extensas superficies edáficas, variable que se ha visto potenciada por las regresiones y transgresiones oceánicas en la línea de costa, hecho que se asocia a los cambios debidos a los paleoclimas.

En relación a lo detallado se puede explicar de manera más adecuada la distribución de la flora nacional y en ese contexto la los Nothofagus se han localizados en los restos de los sedimentos glaciares, en lo referente a la flora valdiviana, su localización en sectores de acantilados en los cuales hay una constante captura de nieblas costeras y finalmente los ecotopos que se ubican por debajo de las líneas de vertientes cordilleranas.

En cuanto a la fisonomía de la Depresión Intermedia desde el norte hacia el sur se presenta una intercalación de paisajes, los que a saber se disponen de la siguiente manera. Mesetas en el Norte Grande; lomas residuales en el Norte Chico; cuencas encerradas y Valle Central entre la Región Metropolitana y la Región de Los Lagos; canales e islotes entre las regiones de Aysén y Magallanes.

Hacia el poniente de la Depresión Intermedia y en una disposición latituditas que abarca gran parte de Chile sudamericano se perfila la Cordillera de La Costa, la cual está constituida por rocas volcánicas en su extremo norte y batolito intrusito que rompe las rocas de cubierta mas antigua, proceso que se da en el centro y sur del país.

La cordillera costera posee distintos formas de alineamientos que registran asimismo diversas magnitudes y en este sentido el primero de esta perfilaciones encierran a la vez depresiones que en sí se comportan como cuencas de recepción de las aguas lluvias que son orientadas por profundas quebradas que fisuran las laderas de la vertiente oriental costera ordenando en cuanto a sus flujos superficiales y subterráneos se refiere hacia estos embalses naturales. Seguido de esta situación se manifiesta el segundo alineamiento que se ubica al este del primero y se comporta como un atrapa humedad oceánica que promueve un efectivo refugio para el renoval espontáneo del bosque y matorral de altura que se localiza en la ladera del oeste y quebradas orientadas en la misma dirección, desarrollando una impenetrable vegetación de tipo mesomórfica. Cerca del litoral, se configura el tercer alineamiento constituido por formas residuales de granitos paleozoicos en contacto con rocas cobertizos de tipo metamórfico. En es estos mismo parajes en que la variable climática ha formado capas superficiales de arcillas.

En cuanto a la franja territorial que hay entre hacia el sur de la Quinta región, la cordillera de La Costa esta sensibilizada por una morfología dominante en la que su característica son lomajes suaves, quebradas de perfil transversal cóncavos, laderas suavizadas por estacionales escurrimientos de aguas en manto y débil colonización vegetal.

Al sur del río Bíobío, sin embargo, se reestablece como un único cordón y es el caso de la cordillera de Nahuelbuta (que es una exposición paisajística externa en la los intrusito del granito rompe con la rocas de cubierta enriquecidas por mantos carboníferos). En tanto hacia Valdivia la cordillera de La Costa en encuentra anatómicamente expresada en el cordón de Piuché (Castro insular), aunque al sur de este levantamiento la cordillera costera tiende a desmembrarse por efecto de la tectónica ortogonal que fallas que van constituyendo pequeños arcos rocosos separados por canales y estrechos.

Por último la citada geoforma termina en la península de Taitao sobre un triángulo formado por los cerros Elena, Circular y Osorio.

Gostou? Compartilhe:

0 comentários:

CityGlobe