ACHI'ES: REDUCIDOS POR LA RELIGIÓN CATÓLICA (GUATEMALA)

Achi’es: reducidos por la religión católica

Cuando los frailes dominicos españoles llegaron a la actual Guatemala, el único lugar que faltaba por conquistar era Tezulutlán o “Tierra de Guerra”.

A quien le encomendaron la tarea de “reducir” a los indígenas por medio del cristianismo, fue Fray Bartolome de la Casas.

La etimología del nombre de la cabecera de Baja Verapaz, Salamá es Tz’alam Ha’, que significa “tablas sobre el agua”.

Salamá, Cubulco, Rabinal, San Miguel Chicaj y San Jerónimo son los únicos municipios del país donde el idioma materno es el achi’.

Una de las menciones más antiguas que existen en Cubulco se encuentra en el Título Real de don Francisco Izquin Nehabib, escrito en 1558.

En este municipio hay varios sitios arqueológicos poco visitados, como Belejeb’Tzaq, Los Cimientos, Nim Poco y Pueblo Viejo.
Una de las principales tradiciones achi’es es la del Rabinal Achi’, un etnodrama que representa el reclamo que los rabinales del siglo XIII le hicieron a los gobernantes k’iches por haber destruido varios de sus pueblos.

El Rabinal Achi’ fue descubierto por el abate Braseur de Bouburg, quien lo publicó en Paris, Francia, en 1862. Según expertos, el etnodrama adquiere valores de honor militar solo comparado con la Ilíada, de Homero.

En días festivos, en Rabinal representan el “Baile de los Negritos”. Ese lugar tiene fama de producir las naranjas más dulces del país. Se caracterizan por producir naranjas y otros cultivos. También elaboran Artesanías en morro jícaras, alcancías, chinchines y guacales, en barro y maguey y mimbre.

San Miguel Chicaj destaca por la dimensión de su iglesia católica.

San Jerónimo es famoso porque fue el lugar colonial donde se encontraban las mejores haciendas y viñedos de los dominicos, de donde salía el mejor vino del Reino de Guatemala.

En esa región se introdujo a numerosas personas e origen africano para trabajar en las plantaciones.

Región que habitan: Los municipios bajaverapacenses de: Cubulco, Rabinal, San Jerónimo, Salamá y San Miguel Chicaj.

El traje de las indígenas achi’ está lleno de colorido.

Gostou? Compartilhe:

0 comentários:

CityGlobe